Archive for the ‘General’ Category

Aprender a mirar la realidad y a contar historias

diciembre 23, 2015

La Asociación Cultural Lendel arrancó este último trimestre del año con un curso de fotografía práctico y divertido.

Ya es un clásico en todos los cursos de fotografía “para principiantes” comenzar afirmando que para hacer buenas fotografías es necesario aprender a mirar la realidad; y que, a su vez, una de las mejores maneras de aprender a mirar es hacer fotografías, ya que, al observar y comentar el resultado, nos damos cuenta de lo que ha fallado en ese captar la realidad y reflejarla.

Por eso, cuando Laura aceptó impartir un curso de fotografía a un grupo de asociadas de Lendel entre 10 y 14 años tenía claro que debía ser un curso práctico y divertido, en el que cada técnica nueva se aprendiera aplicándola en una práctica interesante y amena.

Así, para aprender a manejarse con las velocidades de obturación y la apertura de diafragma, se dedicaron a realizar fotos “mágicas”, en las que un tiempo exagerado de exposición permitía introducir “fantasmas transparentes” alrededor de los protagonistas “reales” de la imagen. Otro día jugaron con fondos oscuros y ropas del mismo color oscuro, así como una iluminación extremadamente tenue y procedente de un solo ángulo, para lograr fotografías de miedo, con vampiros que surgen de la penumbra. O, por ejemplo, el día que se dedicó a la técnica de fotografía nocturna en exteriores, lo hicieron filmando una historia de novela negra por las calles de Palencia, en la que las alumnas se repartieron los papeles del asesino, la víctima y los detectives.

Finalizado el curso de fotografía, este mismo grupo se ha centrado ahora, además de las tradicionales clases de pintura y guitarra, en un curso de teatro, danza y canto, puesto que el objetivo es preparar la obra musical para participar en el IV Certamen de Comedias Musicales organizado por la Asociación Tamaral de León, que se celebrará en el próximo mes de Marzo. También aquí se trata de contar una historia, pero no con una imagen, sino aunando los diálogos –siempre cortos en los musicales– con las canciones y la danza. Todo un reto para las alumnas y la profesora.

Junto al río Carríon. De izquierda a derecha: Lucía, Cristina, Gema, María,Rocío, María y Laura. Abajo: Silvia, Manuela e Inés

Anuncios

Exposición Harambee en memoria de Álvaro del Portillo

agosto 7, 2014

Burgos

julio 17, 2014

La exposición fotográfica itinerante internacional sobre Álvaro del Portillo y África, se podrá visitar a lo largo del verano en Palencia, León, Burgos, Salamanca y Valladolid.

Con ocasión de la beatificación de Álvaro del Portillo -primer sucesor de san Josemaría al frente del Opus Dei- que tendrá lugar el próximo 27 de septiembre en Madrid, la ONG Harambee Africa International ha organizado una exposición fotográfica itinerante. Entre el 12 de julio y la primera semana de septiembre, hará escala en diversas ciudades de Castilla y León, con las que el futuro beato tuvo relación y a las que viajó en distintas ocasiones durante los años cuarenta. Con esta muestra se pretende resaltar la figura de Álvaro del Portillo y el impulso que dio a varias iniciativas sociales en África, así como dar a conocer y recaudar fondos para 4 proyectos que Harambee apoyará este año.

A lo largo de su vida Alvaro del Portillo viajó en varias ocasiones al continente africano. Conmovido por lo que vio, animó a que se pusieran en marcha numerosas iniciativas solidarias, sobre todo en las áreas educativa y sanitaria. Cuatro proyectos que crecieron con su impulso y para los cuales Harambee recogerá fondos este año son:

-pabellón materno-infantil en el Niger Fundation Hospital, Nigeria;

-erradicar la malnutrición en el área de Bigerville, Ilomba, Costa de Marfil;

-ambulatorios en el área periférica de Kinshasa, Rep. Dem. del Congo;

-becas de estudio en Roma para seminaristas y sacerdotes africanos, Italia.

La exposición consta de 22 paneles: 6 dedicados a glosar la figura de Álvaro del Portillo, 5 acerca de los proyectos en África y el impulso que recibieron del futuro beato, y 11 con la colección “Born in Congo” del fotógrafo Ismael Sánchez.

Se podrá visitar los días 12 y 13 de julio en la sede del CEI Villandrando, en Palencia; del 15 al 20 de julio, en e claustro de la catedral de León: del 22 al 27 de julio, en la sala Valentín Palencia de la catedral de Burgos; del 5 al 10 de agosto, en la sala de exposiciones del palacio episcopal de Slamanca; y en la primera semana de septiembre, en Valladolid.

Don Álvaro familia Africa

 

Vídeo de la presentación de la exposición en Roma

 

Vídeo sobre los proyectos

 

Descripción de los proyectos 

Nigeria

Pabellón materno-infantil en el Niger Foundation Hospital and Diagnostic Centre

En 1989 Álvaro del Portillo visitó Nigeria. Durante el viaje, advirtió la falta generalizada de atención médica y sugirió salir al encuentro de esta necesidad. Un año después nació el Niger Foundation Hospital and Diagnostic Center, con el objetivo de contribuir a mejorar la situación sanitaria de la población de Enugu, en Nigeria.

Entre los problemas más graves se encuentran la falta de infraestructuras y de equipos médicos junto a la preparación insuficiente de los agentes sanitarios en intervenciones quirúrgicas. En Nigeria es muy alta la tasa de natalidad. En el Niger Foundation Hospital en 2013 se han atendido 3.922 visitas prenatales. Con la creación del reparto materno infantil se podrá triplicar el número de personas asistidas con la debida cura. Ezeagu, área rural donde se encuentra el Hospital, tiene 200.000 habitantes. A la vez es accesible a la población de la metrópoli de Enugu de 1,2 millón de personas.

 

Costa de Marfil

Erradicar la maltrunición en Bingerville.

La Association pour le Développement Social et Culturel ADESC  puso en marcha en 1998 el Centro Rural Ilomba.

En los últimos años, el  país ha sufrido una continua inestabilidad: a la guerra civil del 2002 se sumó una grave crisis debida a la pérdida de capacidad exportadora del café y cacao, pilares de la economía marfileña. Por estos motivos, se ha registrado un grave deterioro de las condiciones de vida, en particular de las zonas rurales como Bingerville, con un clima húmedo tropical y con una carencia total de infraestructuras.

  • Para aliviar esta situación Ilomba propone una campaña contra la malnutrición mediante la atención médica de la población, la formación en higiene y nutrición, la adquisición de un vehículo para realizar visitas médicas a domicilio; y cursos de formación profesional y de secundaria, dando prioridad a las mujeres jóvenes. Álvaro del Portillo bendijo el terreno en donde se habría de construir Ilomba.

2_ISMAELX3

Ambulatorios en el área periférica de Kinshasa

El Centre Congolais de Culture de Formation et Developpement CECFOR, dió vida en 1991 al Centro hospitalario Monkole, en Kinshasa. Actualmente el Hospital atiende a más de 80.000 pacientes al año, de los cuales 48.000 son mujeres y el 70% de ellas viven en condiciones de extrema pobreza  La ciudad de Kinshasa tiene una población de 10 millones de habitantes y el frágil estado de salud generalizado, demanda unos servicios sanitarios que el sistema público no está en condiciones de hacer frente, por falta de recursos, de infraestructuras y de personal preparado. Ante tal emergencia, Monkole y la Escuela de Enferemería ISSI  (Institut Supérieur en Sciences Infirmières) responden ofreciendo 4 servicios médicos generales: maternidad, pediatría, medicina interna y cirugía a través de tres ambulatorios médicos (Eliba, Kimbondo e Moluka), en zonas periféricas difícilmente accesibles, y programas de formación para médicos, enfermeras y ayudantes.

El Centre Hospitalier Monkole y la Escuela ISSI (Institut Supérieur en Sciences Infirmières) surgieron en la periferia de Kinshasa a raíz de un viaje de Álvaro del Portillo al Congo, en 1989.

2_ISMAELX4

 

Becas de estudio en Roma para sacerdotes africanos.

Universidad Pontificia de la Santa Cruz

 

LaUniversidad Pontificia de la Santa Cruz nace del deseo de San Josemaría, fundador del Opus Dei, de impulsar en Roma un centro superior de estudios eclesiásticos al servicio de toda la Iglesia. En 1984, su sucesor Álvaro del Portillo, con la bendición de Juan Pablo II, cumplió el deseo de San Josemaría, inaugurando el Centro Académico Romano, que en el 1998 quedó configurado como Universidad Pontificia.  Actualmente la Universidad está formada por las Facultades de Teología, Derecho Canónico,  Filosofía y  Comunicación Social Institucional; también es parte esencial de ella el Instituto Superior de Ciencias Religiosas del Apollinare. Numerosos obispos de todo el mundo envían a sacerdotes y seminaristas de sus respectivas diócesis para que adquieran una profunda formación científica y espiritual y comprendan la historia del cristianismo junto al Santo Padre y al servicio de la Iglesia Universal.

El proyecto busca facilitar la formación de sacerdotes y seminaristas de diócesis de África, que no podrían contar con esta oportunidad por falta de recursos.

Con una beca de 13.500 euros anuales se cubren los costes de un alumno: tasas académica, libros, alojamiento y alimentación, y la asistencia sanitaria.

Presentación de un documental sobre Álvaro del Portillo

junio 13, 2014

El jueves 29 de Mayo se proyectó en el salón de actos de la Casa del Cordón de Burgos el documental SAXUM sobre la figura de Álvaro del Portillo, que será próximamente beatificado.
La Asociación Cultural Arlanza junto con la Asociación “La Época de Burgos de San Josemaría, fueron las promotoras de esta acto, en el que intervinieron Dª Delfina Hierro, la Dra. Mª Jesús Coma y D. Gerardo Bilbao. Contamos con la presencia del arzobispo de la ciudad, D. Francisco Gil Hellín.

Álvaro del Portillo será beatificado el 27 de septiembre en Madrid, su ciudad natal. Doctor en Ingeniería de Caminos, Filosofía y Derecho Canónico. Se incorporó al Opus Dei en 1935; pronto se convirtió en el más estrecho colaborador de San Josemaría. En 1944 recibió la ordenación sacerdotal en Madrid. En 1946 se trasladó a Roma, donde residió hasta su fallecimiento el 24 de marzo de 1994. Fue el primer sucesor de San Josemaría; dedicó su vida al impulso apostólico del Opus Dei por todo el mundo y a realizar los encargos que le confió la Santa Sede. Fue nombrado obispo por el Papa S. Juan Pablo y él mismo le ordenó el 6 de enero de 1991. El pasado 11 de marzo de 2014, fecha en que Álvaro del Portillo hubiera cumplido 100 años, el Papa Francisco escribió al actual Prelado del Opus Dei manifestando el deseo de que:  “se ponga en evidencia el precioso ejemplo de vida del fiel seguidor y primer sucesor de santo fundador del Opus Dei” y exhortando a “imitar la vida humilde, alegre, escondida, silenciosa, pero también decidida en el testimonio de la perenne novedad del Evangelio, anunciando la llamada universal a la santidad y la colaboración con el trabajo cotidiano a la salvación del la humanidad ”.

Tras finalizar la proyección, intervino María Jesús Coma presentando de nuevo la comunicación que sus autoras Adelaida Sagarra, profesora de Historia de América de la Universidad de Burgos y ella misma expusieron poco antes en Roma, en un congreso conmemorativo del Centenario del Nacimiento de Álvaro del Portillo, sobre el tiempo burgalés del futuro beato. Expusieron las raíces burgalesas de Álvaro del Portillo, sobrino carnal Luis García Lozano, que fue alcalde del Ayuntamiento de Burgos en 1936 y Diputado Provincial. En su infancia pasó varios periodos en casa de sus tíos, y fue alumno del Colegio Niño Jesús. En 1938, tras cruzar el frente por Guadalajara, llegó a Burgos el 14 de octubre de 1938, donde se reunió con su madre y hermanos, que residían durante esa época en la plaza de Santa María. Poco después se incorporó a la Academia de Ingenieros entonces en Fuentes Blancas. Y sobretodo resaltaron el reencuentro en esta ciudad con san Josemaría Escrivá, y la forma y momento en que se percató el fundador del Opus Dei, que era Álvaro la persona elegida por Dios para ser su apoyo más firme en adelante.

Con una asistencia de más de 300 personas, cerró el acto D. Gerardo Bilbao, en nombre de la Asociación Arlanza, animando a todos a acudir a la Beatificación el próximo 27 de septiembre en Madrid.

 

 

El Club Montauca celebra su 40º Aniversario

abril 14, 2011

El 11 de marzo tuvo lugar una Gala para celebrar el 40º aniversario. Invitamos a todas las familias que han pasado por el club a lo largo de su historia, así como a diversas instituciones que han colaborado con el club y a toda la sociedad burgalesa. Destacó la presencia de Alcalde, D. Juan Carlos Aparicio, que quiso acompañarnos en este día de fiesta.
La respuesta fue muy buena: cerca de 350 personas llenaban el salón de actos de la Escuela de Música “Antonio de Cabezón” del Ayuntamiento, situado en la céntrica plaza de san Juan.


La gala fue presentada por dos antiguos socios del club, Diego y Javier,  ambos venidos desde lejos para colaborar con Montauca en una fecha singular.
El acto comenzó con una semblanza de la historia del club, que hizo Tomás Prieto, que fue monitor del club durante 15 años, varios de ellos como director, y que actualmente colabora de manera decisiva en el desarrollo de las actividades del club.


Tras la semblanza vinieron los recuerdos gráficos. Se proyectó un vídeo con fotos de la historia del club y música de fondo. La pantalla de 2 x 3m permitió que se viera desde el fondo del escenario.
A continuación, como explicaron los presentadores, se hizo entrega de los I Premios Montauca. Con esta iniciativa se quiere premiar  a personas  e instituciones burgalesas que han destacado en alguno de los aspectos en los que se apoya el proyecto educativo del Club Montauca. Con este criterio, se premió a tres familias que han sido y son protagonistas de la vida del club a lo largo de tres generaciones. Se trata de las familias Hernáez García, Martínez Zaldo y Escudero Espinosa.


El siguiente Premio fue para el Deporte, concretamente para el club baloncesto Autocid por su labor impulsora del deporte de alto nivel en nuestra ciudad y por su defensa de la actividad deportiva como faceta educadora de la persona. En particular, la incidencia en el sacrificio, la solidaridad o el trabajo en equipo son compartidos plenamente por el Club Montauca y así tratamos de inculcarlos en los chicos que participan en nuestras actividades.
El Premio fue recogido por D. Miguel Ángel Benavente, Presidente del Club y lo entregó Oscar López de Foronda, actual director técnico del Club Montauca y exjugador de baloncesto en la inagotable cantera del Autocid: el C.D. Maristas.


El Premio a la Solidaridad fue para la Casa de Acogida de San Vicente de Paúl, donde muchos chicos que van por Montauca suelen echar una mano. La Superiora de las Hijas de la Caridad  de San Vicente de Paúl, Sor Margarita Irízar recogió el Premio de manos del alcalde de la ciudad.


Por último,  D. José Luis Concepción, Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y padre de un socio del club, entregó el Premio “en la categoría de Medio ambiente a la memoria del insigne Félix Rodríguez de la Fuente, que recogió Dña. Marcelle Parmentier, viuda de D. Félix R. de la Fuente. Además, se dio la feliz coincidencia de que el aniversario de su fallecimiento era el 14 de marzo, solo tres días más tarde del Festival, por lo que este Premio adquirió una singular relevancia. Dña. Marcelle tomó la palabra para agradecer la distinción y de paso, ahondar con algunas reflexiones en algunos puntos coincidentes entre el modelo educativo de Montauca y el legado –hoy universal- de Félix Rodríguez de la Fuente. Entre otros, citó la familia, la defensa de la vida y el respeto por el medio natural.

Perdonar con toda el alma

marzo 31, 2011

Pilar Rodríguez siempre recordará aquella noche del 21 de enero de 1992, en la que su hija, Marta Obregón, fue asesinada por un delincuente cuando regresaba a su casa, después de haber estudiado durante toda la tarde en el club Arlanza, un centro de mujeres del Opus Dei.



“Perdonar –aconseja San Josemaría en el punto 805 de Surco-. ¡Perdonar con toda el alma y sin resquicio de rencor! Actitud siempre grande y fecunda.

—Ese fue el gesto de Cristo al ser enclavado en la cruz: “Padre, perdónales, porque no saben lo que hacen”, y de ahí vino tu salvación y la mía”.

Opus Dei -

Muchos cristianos se esfuerzan por imitar en sus vidas la actitud misericordiosa de Jesús; una actitud que, en ocasiones, exige un esfuerzo inmenso, heroico tantas veces, y que es una fuente de paz y de unión con Cristo.

Opus Dei -

Ese es el caso de Pilar Rodriguez, una mujer del Opus Dei que relata en este videotestimonio como la esperanza en Dios, la gracia de los sacramentos y la ayuda de la Santísima Virgen le ayudan, día tras día, desde aquella noche del 21 de enero de 1992, en la que su hija, Marta Obregón, fue asesinada por un delincuente cuando regresaba a su casa, después de haber estudiado durante toda la tarde en el club Arlanza, un centro de mujeres del Opus Dei.

Aquel hombre intentó forzarla y Marta opuso toda su resistencia en defensa de su castidad, logrando evitar el ultraje. En represalia, su asesino le asestó catorce puñaladas.

En aquella época Marta, que estudiaba Periodismo en la Universidad Complutense, trabajaba por la mañana y estudiaba por las tardes en el Club Arlanza de Burgos. Solía hacer todos los días media hora de oración, casi siempre de rodillas, ante el Sagrario, y hablaba con frecuencia con la directora del Club. Ésta recuerda que “era una mujer que había encontrado a Dios, pero seguía buscándolo cada vez con más intimidad.  En los últimos meses siguió acudiendo al Camino Neocatecumenal, al que se sentía muy unida, y donde ella se sentía proyectada para ayudar al mundo… Era una mujer con profunda vida interior, que se palpaba en su actitud… Al mismo tiempo que buscaba con mucha fuerza a Dios, se daba a los demás”.

Opus Dei - Una joven moderna y feliz

Una joven moderna y feliz

Proceso de canonización
Al conocer  las circunstancias de su muerte y la fama de santidad de Marta, la diócesis de Burgos propuso su beatificación y en julio de 2007 se dieron los primeros pasos para introducir su Causa.

En la web Causa de Marta se relata con detalle la vida de esta Sierva de Dios. Se lee en la introducción: “Con esta sencilla Web queremos presentar el testimonio de una joven cristiana que dio su vida en defensa de su castidad.

Opus Dei - Marta con unas amigas

Marta con unas amigas

En ella descubrimos una gran evolución en su adhesión a Jesucristo. Marta es un testimonio para los jóvenes de hoy y una puerta de esperanza intercesora para aquellos padres y abuelos que sienten la necesidad de rezar por hijos y nietos que caminan a espaldas de la verdad, a espaldas de Cristo”.

La noche del 21 de enero estuvo hablando con la directora del Arlanza hasta las nueve y media. Antes de marcharse, se acercaron al oratorio para despedirse del Señor. Al salir, Marta le indicó que no retirase los libros y los apuntes de la mesa, porque, al día siguiente, después de oír Misa y comulgar allí, pensaba seguir estudiando, para preparar el fin de carrera.

Libro sobre la época en que el Fundador del Opus Dei vivió en Burgos

septiembre 21, 2010

Entrevistamos a Mª Jesús Coma, doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra, especialista en Histopatología, Master en Bioética y en Gestión de Centros y Servicios Sanitarios de la Junta de CyL. En la actualidad se dedica a gestión de la investigación.


Acaba de escribir el libro “El rumor del agua”, sobre la época en la que el Fundador del Opus Dei residió en Burgos en los años 1938 y 1939. Lo presentará en esta ciudad castellana el día 6 de Octubre, coincidiendo con otro aniversario de la canonización del santo.

-Sabemos que en la historia de este libro que vas a presentar es sobre san Josemaría pero, ¿qué vínculo hay entre Burgos y el protagonista?

San Josemaría, como sacerdote, fue objetivo de la persecución religiosa que se desencadenó en Madrid y otras ciudades de España en torno a 1936. En una ocasión, incluso, mataron a una persona que se le parecía creyendo que era él. En esas circunstancias apenas podía hacer algo más que rezar para sacar adelante el Opus Dei, que el Señor le había confiado el 2 de octubre de 1928. Por este motivo, con algunos fieles de la Obra decidieron intentar el paso a la otra zona de España, donde había libertad religiosa. Atravesando a pie los Pirineos a finales de 1937, llegaron a Andorra y a través de Francia, entraron por la frontera de Irún.

El 8 de enero de 1939, llegó a Burgos, donde residió hasta que pudo regresar a Madrid, el 27 de marzo de 1939, cuando terminó la guerra civil. Después de Madrid y de Roma, Burgos es la ciudad donde más tiempo ha residido san Josemaría Escrivá.

Su obra más conocida: Camino, fue terminado en Burgos. Su tesis doctoral fue realizada en esta ciudad sobre la jurisdicción de la Abadesa de las Huelgas. Y estos hechos son la punta de un iceberg formado por múltiples acontecimientos que tuvieron lugar en Burgos, relacionados con su estancia en la ciudad.

¿Qué acontecimiento le ha parecido más relevante?

El Prelado actual del Opus Dei -Monseñor Javier Echevarría- en su visita en el año 2005 a Burgos, relató: “En esta antigua ciudad, durante varios meses, san Josemaría celebró a diario la Santa Misa, tiempo de su jornada en que se unía más intensamente al Sacrificio de la Cruz, abrazado en aquellos años a duras privaciones y entregándose con generosidad a la oración y a la penitencia. Aquí acabó de redactar Camino, y preparó el estudio para su tesis doctoral en Derecho: La Abadesa de las Huelgas. Por estas calles de Burgos charlaba a menudo con los que le buscaban para recibir dirección espiritual”. Destacó también que en Burgos se fraguó la expansión del Opus Dei.

Durante su estancia en Burgos ¿en qué lugares de la ciudad vivió san Josemaría entre los años 1938 y 1939?

Al llegar a Burgos, el 8 de enero de 1938, se alojó en una pensión familiar en la calle Santa Clara nº 51, que estaba situada en un edificio que ya no existe. Aunque inicialmente habían previsto alquilar algún piso para vivir, durante la época en que san Josemaría residió en Burgos, las circunstancias bélicas habían desbordado la población, que paso de tener 45.097 habitantes, contados en julio de 1936 hasta 115.000. Le acompañaban José María Albareda, catedrático de instituto y dos estudiantes universitarios, Francisco Botella y Pedro Casciaro. Los tres pertenecían al Opus Dei y tenían su destino en Burgos. El 29 de marzo de 1938 abandonaron la pensión y fueron a vivir al Hotel Sabadell.

Entre el 29 de marzo de 1938 y el 13 de diciembre de 1938 el Padre y los suyos se alojaron en el Hotel Sabadell, en la calle de la Merced número 32 (hoy es el número 15) compartiendo la habitación. Al inicio del curso 1938-39 cambió el destino docente de José María Albareda, y Pedro Casciaro abandonó la ciudad en diciembre de 1938 al trasladarse su unidad militar. Por este motivo dejaron el hotel el 13 de diciembre de 1938 y se alojaron en una pensión de la calle Concepción nº 9 (hoy nº 22), donde residió con Francisco Botella hasta el 27 de marzo de 1939, fecha en que salió de Burgos en un camión de aprovisionamiento militar que se dirigía a Madrid, poco antes de ser declarado el fin de la guerra.

-¿Qué le ha llevado a escribir este libro?

Desde siempre soy muy aficionada a la investigación histórica. Aunque no soy burgalesa resido en esta ciudad desde hace 32 años y me siento muy unida a ella. La visita del Prelado del Opus Dei en marzo del 2005, para dar una conferencia en un Simposium de la Facultad de Teología avivó en los oyentes, entre los que me encontraba, el deseo de indagar más detalles sobre los recuerdos que se conservan en esta ciudad sobre san Josemaría , y encontré unos cuántos. Se trata de un texto que he escrito a petición de numerosas personas: unas saben de que mi afición me ha permitido dar una serie de hallazgos sobre la estancia de san Josemaría en Burgos que estaban “escondidos”; otras son visitantes que quieren conocer los recuerdos que se conservan de aquellos tiempos; cada vez más gente me pide que les guíe por ese recorrido histórico, y la demanda creciente es lo que me ha movido a ponerlo por escrito. Por último, hay personas convencidas de que ese libro es una perentoria necesidad, y me animaron a escribirlo.

En el año 2009, con motivo del 70º aniversario de la estancia de san Josemaría en Burgos, organizamos una Exposición en la sala del “Consulado del Mar”, situado en el Paseo del Espolón del 9 al 18 de Enero. Fue visitada por miles de burgaleses, y se pudo constatar que en Burgos y en todo el mundo, crece el deseo de conocer detalles de su vida y de su estancia aquí. Son cada vez más los que se percatan de que Burgos es una de las ciudades importantes del Opus Dei, llena de recuerdos históricos bien conservados, y esta ciudad es un anzuelo para cualquier persona interesada en seguir sus huellas: por eso crecen exponencialmente los visitantes interesados en esa ruta histórica. Este libro no sólo servirá para guiarles en esa ruta histórica, sino que además acercará a esos recuerdos a mucha gente de todo el mundo, que no puedan acudir a la ciudad para conocerla de primera mano.

-¿Dónde podríamos encontrar más información sobre la vida de san Josemaría en Burgos?

Hay varios textos fundamentales:
– Pedro Rodríguez. “Camino. Edición crítico-histórica”. 3ª Edición. Ed. Rialp. Madrid 2004.
– Andrés Vázquez de Prada. “El fundador del Opus Dei”. II. Ed. Rialp. Madrid 2002.
– Pedro Casciaro. “Soñad y os quedaréis cortos”. 3ª Edición, Ed. Rialp. Madrid 1994.

– Por último, el texto que he escrito y que va a publicar la editorial Cobel a finales de este mes, titulado: “El rumor del agua. Recorrido histórico de san Josemaría en Burgos”, que describe ese recorrido histórico y los recuerdos que se conservan en Burgos de san Josemaría Escrivá, de algunos de sus familiares, y de los primeros del Opus Dei, correspondientes a la época 1938-39, asociados a los lugares de interés histórico de la ciudad y de la provincia burgalesa. Parte de ellos son inéditos o escasamente conocidos. Otros se han “revelado” con el tiempo.

La fortuna de conocer el Opus Dei

mayo 7, 2010

Miguel Ángel Aguilar, supernumerario del Opus Dei, es padre de familia y antiguo empleado de la factoría Michelín. Residió durante bastante tiempo en la localidad burgalesa de Aranda de Duero. En su testimonio para TVE habla del mérito de su mujer, Loli, y de su vocación al Opus Dei.

Me considero una persona afortunada

mayo 7, 2010

Oscar López de Foronda tiene 35 años y es profesor de Finanzas Corporativas en la Universidad de Burgos. A través de su actividad académica ha podido conocer a mucha gente y viajar por el mundo.

Tus estudios…
Estudié Administración de Empresas y me gustaban las clases y el ambiente universitario, por lo que decidí dedicarme a la enseñanza. Obtuve la plaza de profesor titular en la Universidad de Burgos el día 9 de enero de 2002, aniversario del centenario de San Josemaría, un pequeño regalo de Dios.

Todo sobre ruedas…
¡Qué va…! Eso no supuso que Dios me ahorrara ningún esfuerzo; de hecho, tardé mucho más tiempo del previsto en hacer mi tesis doctoral ¡Siete años! Pues me encontré con dificultades en mi investigación y fue un tiempo de intenso trabajo que me fue muy útil para mejorar.

Me gusta la vida académica, y además he podido conocer a mucha gente y viajar por el mundo, algo que me agrada. Por ejemplo, desde hace cinco años doy un curso en una Escuela de Finanzas en Angers (Francia). Allí he hecho buenos amigos y he ayudado a muchos en sus problemas.

¿Les hablas también de la Obra?
Por supuesto. En una ocasión, después de una clase me puse a mirar el email sin percatarme que estaba el cañón encendido y todos vieron un mensaje de la página web del Opus Dei de una información que buscaba. Yo no me di cuenta. A mi regreso a Burgos recibí un email de un estudiante contándome que dos sobrinas suyas habían muerto al poco de nacer: recurría a mí porque sabía que era del Opus Dei y quería que le aconsejara.

Decías que viajas mucho…
Bastante. Recuerdo un viaje a Sydney para trabajar con un colega, que me trató muy bien. Cuando le dije que era de la Obra se lo contó a su novia y al día siguiente me dijo que su novia había leído el libro Da Vinci Code y que le hacía ilusión conocer a alguien del Opus Dei. “¡Vaya –me dije– como si fuera un marciano, o un koala raro de esos o algo así!” Comí con ellos y hablamos de todo y creo que vio que soy una persona normal como todo el mundo. Me han dicho que les gustaría venir a España a verme.

¿Y en tu universidad?
Tanto en Burgos como cuando viajo fuera, sé que tengo que santificar el trabajo y eso cuesta bastante esfuerzo; pero también te facilita vivir momentos muy gratos. Organicé una cofradía universitaria para sacar un paso al que llamamos “El Cristo de los estudiantes”. Es un modo de difundir el espíritu cristiano entre profesores y estudiantes. Aunque he sido sólo un promotor, no he podido salir porque cada año en Semana Santa participo con estudiantes de la Universidad en el congreso UNIV que se celebra en Roma.

Háblame del Univ…
Este Congreso Universitario Internacional es muy interesante. Se debaten temas de fondo que tienen que ver con los valores de la cultura occidental. Mis estudiantes y yo presentamos comunicados muy trabajados. Además tenemos la posibilidad de asistir a una Audiencia con el Papa y de vivir la Semana Santa en Roma, lo que resulta muy emotivo. Muchos vienen removidos de estos viajes y recuperan la fe o mejoran la práctica de los sacramentos y el trato con Dios.


Hemos hecho comunicaciones relativas a iniciativas sociales que se han plasmado en ayudas concretas a un comedor de inmigrantes o al banco de alimentos. Además la universidad está contenta porque dos años conseguimos ganar el premio de la mejor comunicación del Foro Internacional.

¿También organizas otras actividades en la Universidad?
Varias. El año pasado, por ejemplo, organizamos un curso a favor de la cultura de la vida. Una semana antes teníamos 10 matriculados y disponíamos de un auditorio para más de 100 personas. Traíamos buenos ponentes de Bioética, de Derecho y representantes de Asociaciones en defensa de la maternidad que venían de toda España. Hicimos un gran esfuerzo de difusión los días previos. Al final se matricularon más de 130 estudiantes de todas las facultades.

Ha sido uno de los cursos más numeroso de los organizados de forma optativa dentro de la Universidad y los estudiantes aplaudieron muchas de las charlas en las que tuvieron ocasión de valorar la vida del embrión, la importancia de cuidar la maternidad y la necesidad de solucionar la indefensión de la mujer embarazada. Pero nos costó lo suyo y pasamos momentos de particular agobio.

O sea, que te lo pasas bien
Sí. Tengo buenas anécdotas que me han ido ocurriendo y que, en fin, son historias que te hacen ver los aspectos positivos de la vida y la gracia divina que hay detrás. Me considero una persona afortunada.

“Santidad y croquetas”: 80 Años de las Mujeres en el Opus Dei

febrero 12, 2010

Por Adelaida Sagarra Gamazo. Profesora Titular de Historia de América de la Universidad de Burgos.

Medianoche en el París-Lisboa. Tres mujeres y un hombre en el mismo compartimento. Nosotras hablamos; el   empresario portugués lleva los cascos puestos. La chica rubia de melena larga que va a ver a su novio me pregunta si creo en la energía positiva. No; creer, creer…yo creo en Jesucristo. ¡Ay! ¿tú eres del Opus? pues sí, sí lo soy, después de una larga historia. Aclaro, además, que hay millones de personas que creen en Jesucristo y no son del Opus Dei. La señora escucha atenta, y el hombre se  pronuncia: “muito interesante”. Aquella noche mi relato fue largo. Hoy atrapo en estas líneas una historia más corta y más importante: sólo duró un segundo. Fue el 14 de febrero de 1930, mientras Josemaría Escrivá celebraba Misa, y supo que Dios quería mujeres en el Opus Dei. Días antes había escrito, pensando que estos eran los planes del Cielo, “¡no habrá mujeres ni de broma!”. Pero como la Obra no es de diseño propio, desde aquel martes 2 de octubre de 1928 él trabajaba según comprendía la voluntad de Dios. Cuando supo que Él contaba con nosotras -¡menos mal!- su libertad rendida se puso con fe rápida a disposición del proyecto divino. Habría  mujeres entre aquella gente corriente llamada a santificar su trabajo y recordárselo a otros, a transformar el mundo desde dentro, disfrutando, sufriendo, viviendo cristianamente, arraigados en las encrucijadas de la libertad, donde a diario se producen en el milímetro de la decisión personal los cambios kilométricos de la Historia. Tiene que haber  mujeres: buscó y encontró. Agosto de 1942, Madrid, calle Jorge Manrique, primer y único centro de mujeres del Opus Dei en el mundo. Sin problemas de espacio: son el 100%  y se llaman Lola, Encarnita y Nisa. Por esos mismos nombres Dios las llamó a esta vocación de la normalidad. Josemaría Escrivá les habla de los proyectos apostólicos universales que Dios quiere que saquen adelante. Acometieron con fe rápida. Otra vez la historia corta: basta un segundo para la confianza. Y aquello se fue haciendo realidad. Otras y otras y otras vinimos después ¿Mujeres increíbles? No, de carne y hueso. Conscientes, eso sí,  de la llamada de Dios a un amor personal en medio del mundo a través del matrimonio y la familia o directamente. Con esa fortaleza enérgica que no cede ante lo insoportable; con esa vulnerabilidad que se rompe ante una tontería…Unas veces con ternura infinita y otras con crueldad felina. Con un corazón que cuida y sirve. Con una inteligencia en la que se resuelven muchas cosas a la vez: santidad y croquetas. Con luz y sombra, santificamos el trabajo, cuidamos de los nuestros –el servicio es una actitud, no una serie de tareas- disfrutamos de la vida lo más posible, sufrimos con sentido redentor, ofrecemos la Verdad sobre el Hombre a través de la amistad profunda. Aprendemos a reír y llorar con sencillez. Y sobre todo a no tomarnos demasiado en serio la propia capacidad: el Opus es Dei. Somos miles, unidas por encima del tiempo y del espacio, unidas –repito- pero no uniformes. Somos distintas en  el color de la piel, la textura del alma, el trabajo, las aficiones, las circunstancias, la cultura, la situación y sus soluciones. Todo gracias al profundo amor a la libertad personal que en el Opus Dei se vive. Así, como Dios es Familia, luchamos por hacer de la Iglesia y de la Obra una Familia también. Y luego por “hogarizar” la Humanidad, que es el primer paso para su divinización: santidad y croquetas. Muchas mujeres de los cinco continentes viven este mismo espíritu sin pertenecer al Opus Dei: tú puedes ser una de nosotras o ser una de éstas. Si quieres, claro. Piensa que la historia del Hijo pródigo habría sido distinta si su madre hubiera estados en casa. Piensa también que la Madre de Dios, Santa María, sí estuvo en el Calvario. Contempla y saborea que su Hijo, en el momento sublime de la Cruz, lleno de sabiduría, amor, y con la infinita elegancia que Dios tiene, la llamó “Mujer”. En ella, Dios te llama. ¿No es para dar gracias a la vida?